inicio             marcas             tecnologia             garantias             cuida tus ojos             lentillas             contacto





    El compromiso con la
    salud visual es nuestra
    razón de ser y la maxima
    de nuestro trabajo




























MIOPÍA

¿Qué es la miopía?

La miopía, como hemos visto, es un defecto visual muy frecuente debido a que el enfoque de las imágenes se realiza un poco por delante de la retina.

La miopía suele desarrollarse en la época escolar, y suele estabilizarse hacia los 20 años de edad; hasta ese momento, puede desarrollarse muy rápidamente y requerir frecuentes cambios de gafas o lentes de contacto.

Un número muy alto de escolares presenta una disminución de su agudeza visual, y este porcentaje es aún más elevado entre los adolescentes con el mismo problema.


¿Puede prevenirse la miopía?

Solamente pueden curarse las enfermedades, y la miopía, en sí misma considerada (si no es patológica), no es una enfermedad, y por eso no se cura, sino que se compensa con lentes. Aunque existen determinadas miopías susceptibles de ser controladas, siempre que el profesional de la visión realice la evaluación, el seguimiento y el tratamiento correspondientes.

La prevención de la miopía en la edad escolar pasa por la visita periódica a los gabinetes de los ópticos-optometristas, y una óptima y adecuada ergonomía visual (iluminación, mobiliario, colores, etcétera) en habitaciones infantiles, aulas y locales cerrados.


¿Cuáles con las causas que inciden en la aparición de la miopía?

Como ya sabemos, en el ojo miope las imágenes se forman antes de que la luz incida en la retina, debido a que el ojo miope es demasiado largo, por lo que éstas se perciben borrosas, pero también puede suceder que el cristalino (la lente que se encuentra dentro del ojo) tenga una distancia focal demasiado corta, con el mismo resultado.

Hay estudios que parecen demostrar que existe una clara predisposición genética a ser miope, aunque también puede suponerse a la existencia de una relación directa entre el desarrollo habitual de trabajos que exigen visión de cerca (estudiar, coser, leer, trabajar con el ordenador…) y este defecto de refracción. Por lo general, la miopía aparece y evoluciona en la etapa escolar, y suele estabilizarse hacia los 20 años. Hasta esa edad la miopía puede desarrollarse rápidamente y requerir frecuentes cambios de graduación, bien en gafas o lentes de contacto.


¿Existe alguna fórmula para que la miopía no avance, o para que no se herede?

La miopía está relacionada sobre todo con factores genéticos, y en la actualidad no existe ninguna fórmula, ni optométrica, ni farmacológica ni quirúrgica para lograr influir en su desarrollo. Es importante destacar que a partir de los 21 años aproximadamente la miopía se estabiliza, y no evoluciona más.

Lo que sí se puede conseguir a cualquier edad, con el control y el seguimiento adecuados por parte de un profesional, es una óptima agudeza visual para la práctica de cualquier actividad, bien mediante la utilización de gafas, bien de lentes de contacto


¿Qué tipos de miopías existen?

Existen cuatro clases de miopía, según el número de dioptrías que se tengan:

Miopía simple: Es la más frecuente y se detecta en la edad escolar.
Miopía de índice: Es muy rara, y está relacionada con los cambios significativos en la densidad de los medios y estructuras oculares.
Miopía nocturna: Aparece en condiciones de baja iluminación ambiental. Y puede afectar a personas miopes y no miopes.
Miopía magna o patológica: Está estrechamente relacionada con los factores genéticos, y en ella se presenta un crecimiento anormal del ojo. Es muy rara, y de grado muy elevado. A menudo se relaciona con anomalías oculares más o menos graves y existe poca mejora en la agudeza visual a pesar de usar lentes compensadoras. El ojo tiene dificultades para detectar pequeños detalles, así que la pupila se dilata buscando recoger más luz; debido a esto, su diámetro aumenta. Evidenciando un exceso de curvatura que posee el sistema ocular.


¿Cuáles con los signos y síntomas de la miopía?

Los síntomas de una miopía normal se basan esencialmente en una disminución de la agudeza visual de lejos (dificultad en la escuela para leer en la pizarra, o los carteles de publicidad, por ejemplo), mientras que la visión de cerca es normal, o incluso superior a la normal.

También puede darse una disminución de la agudeza visual de lejos por realizar un intenso trabajo de cerca, que en ocasiones se considera una miopía, pero que en realidad es un problema de acomodación unido a un mal rendimiento visual.


Si soy miope, ¿Cuál es el mejor tratamiento para mi salud visual?

Según los niveles de actividad laboral y de ocio de cada persona, y en función de los resultados de los exámenes visuales y oculares que se le practiquen, el óptico-optometrista puede prescribir gafas o lentes de contacto.

También, en caso de que así lo deseemos, el tratamiento de la miopía puede pasar por una intervención de cirugía refractiva con láser. En este caso deberemos someternos a las pruebas específicas, antes y después de pasar por el quirófano, en una clínica oftalmológica especializada en este tipo de intervenciones.

En todo caso, la corrección óptica de la miopía es fundamental no sólo por comodidad, sino también para lograr una mejora en nuestra calidad de vida, una mayor eficacia en nuestro puesto de trabajo, la puesta en práctica de cualquier actividad de ocio y deporte, así como el desarrollo de aquellas acciones en las que está en juego la seguridad, como la conducción de automóviles, en las que llevar gafas o lentes de contacto resulta esencial.